1 dic. 2013

LUNA NEGRA Y ALICE A. BAYLE

EL   EGO ( YO SUPERIOR O DIVINIDAD) Y LAS FUERZAS NEGRAS (OSCURAS)

   Los hermanos negros (de la oscuridad) son (nunca lo olviden) hermanos equivocados y descarriados aunque hijos del mismo Padre, que se han extraviado en lejanas tierras.
   El camino de retorno será largo para ellos, pero la misericordia de la evolución inevitablemente, los obligará a volver por el sendero de retorno en ciclos distintos.
   Quienes sobrexite la mente concreta y consciente cerrarse continuamente a lo superior, corre el peligro de desviarse por el sendero de la izquierda.
   Muchos son los que se desvían así pero… vuelen sobre sus pasos y evitan cometer los errores en el futuro, así como el niño que se quema una vez, evita acercarse al fuego.
   El hombre que persiste, a pesar de las advertencias y del dolor, es el que finalmente se convierte en un hermano de la oscuridad.
   Al principio, el Ego (Yo Superior) lucha denodadamente para impedir que la personalidad se desarrolle de esta manera, pero las deficiencias del cuerpo causal (no olviden que nuestros vicios no son más que nuestras virtudes mal empleadas) hace que éste se desquilibre y desarrolle excesivamente en un solo sentido y esté lleno de huecos y brechas allí donde deberían hallarse las virtudes.
   El hermano negro ( de la oscuridad) no se sienta unido a su especie, sólo ve personas que han de ser explotadas para sus propios fines. .Este es, en pequeña escala, la marca de aquellos que, a sabiendas o no, son sus instrumentos.
   No respetan a persona alguna, consideran a todos los hombres como presa legítima, emplean a cualquiera para llevar a delante sus propósitos y por todos los medios a su alcance, correctos o incorrectos, procuran destruir toda oposición y adquirir cuanto desean para su yo personal.
   El hermano negro ( de la oscuridad) no tiene en cuenta el sufrimiento que pueda ocasionar, ni se preocupa de la agonía mental que podría causar en su adversario, persiste en sus propósitos y no los abandona, aunque dañe a alguien, sea hombre, mujer o niño, contal que sus propios fines se cumplan.
   No hay que esperar compasión de quienes se oponen a la Hermandad de la Luz.
   Con frecuencia el hermano negro ( de la oscuridad) se disfraza de agente de la luz, presentándose a menudo como mensajero de los dioses pero para seguridad de ustedes, les diré que quién actúe guiado por su Yo Superior obtendrá   clara percepción y escapará al engaño.

Las características más destacadas de esas personalidades que aún no están centradas o controladas por el alma son:

-          Dominio
-          Ambición
-          Orgullo
-          Falta de amor al todo, aunque aman frecuentemente quienes les son necesarios para sí mismos y su comodidad.

   La autoconmiseración  debe ceder su lugar al interés compasivo por los demás ( los de su propio hogar, sus relaciones comerciales y aquellos con quienes entra en contacto, y la vida y el destino le han deparado.
   El aislamiento debe ceder el lugar a la colaboración, no la colaboración forzada, sino un anhelo espontáneo de estar con los demás y compartir con ellos LOS PROCESOS DEL DEBER ESÓTERICO VIVIENTE Y AMOROSO.

ALICE A.   BAYLE   El alma la cualidad de la vida.